Crónica del Evento “Camino Geomozárabe de Málaga”.

Publicado el Lunes, 14 Diciembre 2015 Escrito por Profesmlg Fotografías: Phototeacher’s Team

 

 La inauguración del “Camino Geomozárabe de Málaga” tuvo lugar entre los días 5 y 7 de diciembre en la localidad malagueña de Antequera. Esta ciudad reunía todos los requisitos como sede de este evento, ya que se encuentra en un enclave geográfico estratégico perfecto al estar situada en el mismo centro de Andalucía. Además posee una riqueza cultural y paisajística extraordinaria, combinación esta que sabemos gusta a todo geocacher que se precie. Lo cierto es que parece que acertamos ya que el encuentro fue un verdadero éxito de participación.

gcm1gcm2gcm3gcm4

Sábado

Geocervecita y Geocena.

A las siete estábamos convocados todos en el hotel “Los Dólmenes” para comenzar tomando unas cervecitas antes de la cena. Alegría inmensa al reencontrarnos con viejos conocidos y también con algunas caras nuevas.

Más tarde, a las nueve, agradecimientos  y apuntes sobre la pretensión de este evento: dar a conocer  el camino Mozárabe de Málaga. Un camino que parte en la Iglesia de Santiago de Málaga, pasa por Almogía, Villanueva de la Concepción, Antequera, Cartaojal y Cuevas Bajas.  Sendero de más de 90 kilómetros repartidos en siete tramos y con casi ¡200 cachés colocados! A algunos ya le hacían los ojos chiribitas y no era a causa del vino.

Y así transcurrió la noche, entre merluzas y lomos, con puesta en escena delante del “Photocall”, luciendo camisetas, chapas  y una concha colgada del pescuezo, a modo de peregrino ilusionado. Luego supimos que el peregrino se perdería por estos caminos antequeranos y que tendríamos que ir a buscarlo. Así son las cosas.

gcm5

Domingo

Puerto de la Escaleruela y caché nocturno.

A las 9:30 estábamos convocados para ir todos juntos hasta el comienzo de la ruta. Se trataba de una parte del tramo 4 del Camino Mozárabe. La ruta, en general, no presentó ninguna dificultad, salvo por un par de repechos cortos en la subida y una bajada desde el Puerto de la Escaleruela con, a veces, más de un 20% de inclinación. Pero mereció la pena. El Torcal no deja indiferente a nadie. ¡Menudas vistas!

Caminando fuimos descubriendo cachés e intercambiando experiencias geocacheras  (de lo más interesante en este tipo de eventos) sin pausa pero sin prisa. Como no hubo ningún incidente y el grupo peregrinaba a un ritmo superior a lo esperado, decidimos tomar el bocata en un parque cercano al final de la ruta, donde nos esperaba otro interesante caché.

Después de comer había tiempo libre hasta las siete de la tarde, hora en la que comenzaba el “nocturno”. Aunque lo de tiempo libre es un decir, puesto que a nadie se le escapaba, que había más de 20 nuevos cachés en esta bella localidad malagueña. Y claro, así las cosas, no hubo tiempo para siestas ni pacharanes.

Puntuales a la cita, fueron apareciendo cachemóviles en las coordenadas recién publicadas de este misterioso caché nocturno. Ataviados con linternas ultravioletas los cachers tiritaban de miedo (bueno, y de frío, que no veas como pegaba el viento). Allí descubrimos que un peregrino se había perdido, que había que encontrarlo, que era perseguido por algo, por alguien. Terroríficamente divertido y con un final más que sorprendente.

 Cabe mencionar la espectacular foto que nos hicimos todos juntos a los pies del Torcal de Antequera. ¡Chulísima!

gcm6

Lunes

Visita cultura, juegos y villancico geocachero.

Entre churros y molletes antequeranos, desayunamos con el periódico en la mano. Habían publicado una noticia acerca del geocaching y de este evento en particular. El juego del siglo XXI, así lo habían llamado. ¡Menudo comienzo de día!

 Aún quedaban fuerzas para deleitarnos con un recorrido cultural por los lugares más emblemáticos de Antequera aunque, antes de eso,  pudimos contemplar la mayor maqueta de España de una ciudad del siglo XVIII. Una impresionante y detallada maqueta explicada por el mismísimo autor de la misma.

Durante el recorrido supimos, entre otras cosas, que recorríamos la ciudad con el mayor número de iglesias por habitante, o el significado de aquel famoso dicho: “Salga el sol por Antequera y póngase por donde quiera”.

El recorrido fue fascinante y, además, era coincidente con un original “Wherigo” con premio final al concluir la ruta.

gcm7

Hacia las dos de la tarde, almorzamos todos juntos en un lugar conocido como “El nacimiento de la villa”. Hacía fresquito y fue necesario tirar del vino dulce para soportar las duras temperaturas. Allí nos divertimos con una serie de juegos que  implicaban demostrar nuestra destreza física e intelectual. Desde poner tildes a un texto sobre el Geocaching, hasta explotar globos con la parte donde la espalda pierde su casto nombre, pasando por tirar penaltis con los ojos vendados o encontrar conchas ocultas en el campo. Aunque al final solo hubo un vencedor (bueno, dos) todos lo pasamos en grande.

Como colofón a este evento, cantamos, bueno tratamos de entonar, el ya clásico villancico geocachero de pasadas ediciones. Ni el gélido viento de la sierra, ni los gallos que emitían las gargantas de algunos participantes, pudieron vencer nuestro tesón y entusiasmo, y, también, el villancico fue un rotundo éxito.

La despedida no fue tan amarga porque las caras de felicidad y las muestras de cariño de los participantes mostraban, que todo el esfuerzo, todas las horas dedicadas, todo, todo y todo, había merecido muchísimo la pena.

¿Para cuándo un tercer evento por tierras malagueñas?

gcm8

ENLACES:

Para comentar necesitas estar registrado.