Cuidado con la leishmaniasis

Publicado el Jueves, 18 Junio 2015 Escrito por mitesoro

avisocuidadoSi sales a hacer Geocaching por la zona comprendida entre Fuenlabrada, Leganés, Humanes y Getafe, es importante que leas y sigas estos consejos que te damos en este artículo.

La leishmaniasis es una enfermedad causada por un parásito y que es trasmitida por la picadura de un insecto infectado por el parásito. El insecto es llama flebótomo o mosca de la arena.

Una vez que te pica el flebótomo existen dos tipos formas de infección, la leishmaniasis cutánea y la visceral. La primera presenta lesiones cutáneas ulceradas en la picadura que pueden aparecer semanas o meses después de la picadura. La visceral afecta lo órganos internos, bazo, hígado... Los síntomas más frecuentes son fiebre, pérdida de peso, inflamación del hígado es grave y exige tratamiento hospitalario.  La leishmaniasis es endémica en España aunque el número de casos registrados es realmente bajo. El reservorio habitual del parásito es el perro, pero últimamente se ha detectado que están actuando como tal conejos y liebres.

La leishmaniasis es una enfermedad poco frecuente pero desde el año 2010 hay un aumento importante del número de casos en la zona suroeste (Fuenlabrada, Leganés, Humanes de Madrid y Getafe), por lo que en esa zona hay que extremar las medidas de prevención y control. El  Parque de Polvoranca y alrededores es la zona cero.

Las horas de mayor actividad del mosquito-flebotomo que transmite la leishmaniasis son al anochecer, las primeras horas de la noche y al amanecer, no actúa durante el día. No sale en caso de lluvia o viento. Si usted vive en una zona donde hay estos mosquitos-flebotomos, trabaja al aire libre a esas horas, duerme los meses de calor con la ventana abierta o no se protege de las picaduras, tiene más probabilidad de ser picado y adquirir la infección.

¿Cómo prevenir la enfermedad?

Durante los paseos al anochecer y primeras horas de la noche es necesario utilizar medidas de protección de la piel con ropa adecuada (manga larga, pantalones que cubran las piernas) y uso de productos repelentes. Los cochecitos de bebé pueden protegerse con una tela que impida el paso de los insectos. Al amanecer, las personas que transiten por esas zonas para acudir al trabajo, coger el autobús u cualquier otra actividad, también es muy importante que sigan estas recomendaciones.

Además de llevar ropa protectora, use repelentes sobre todo si va a estar al aire libre a partir del anochecer, los repelentes indicados en niños son:

- Icaridína

- IR3535, (etil-butil-acetilaminopropionato)

- Citriodiol

Para niños mayores de dos años y adultos además se puede utilizar:

- DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida)

Existen varias marcas comerciales cuyo repelentes contienen alguno de estos componentes.

Más información:

Comunidad de Madrid

Prevención

 

Para comentar necesitas estar registrado.